El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El Estres

El estrés es el cansancio mental producido por las tensiones nerviosas que surgen cuando las personas se enfrentan a presiones del entorno social que a diario se le presentan. Es una forma de manifestar las angustias y el agotamiento físico generalizado. Las causas del estrés son: exceso de trabajo, angustias, presiones económicas, preocupaciones, dormir menos de 6 horas. El estrés puede manifestarse de distintas formas: mal humor, dolor de cabeza, dolor en las extremidades, agotamiento, y puede tener consecuencias graves en la persona tales como desequilibrio emocional.
El estrés parece ser el responsable de muchos males, es un estado de ansiedad cuyos síntomas son de agobio, sobrecarga, y agotamiento. Estas son reacciones fisiológicas normales del cuerpo cuando este reacciona contra cualquier agente externo. Sin embargo, si la tensión se mantiene por mucho tiempo o constantemente, se produciran graves consecuencias para la salud.
Al principio llega la ansiedad, angustia y agotamiento, después comienza las somatizaciones que pueden llevar a varios tipos de trastornos y niveles de gravedad, que se pueden reflejar en dolores de cabeza, eczemas, caída del cabello, hasta enfermedades graves.
El sistema nervioso está formado por el sistema simpático, que se encarga de acelerar el corazón e inyecta energía, y el sistema parasimpático, que relaja el ritmo cardiaco y hace que el cuerpo se desacelere. El sistema nervioso autónomo compuesto por estos dos, regula el funcionamiento de los órganos internos y su proceso de forma automática. Esto incluye la reacción, inconsciente frente al estrés. Entonces cuando el sistema nervioso autónomo esta en desequilibrio, el organismo se encuentra estresado.
Para identificar el estrés
Cuando una persona esta centrado en un trabajo o tarea que le agrada, el cuerpo y la mente funcionan de manera tan coordinada que la labor no parece costar tanto esfuerzo y se experimenta una sensación de bien estar. El organismo esta relajado y toda la energía está centrada en el trabajo que se está ejecutando. Si al contrario se siente miedo o inseguridad, rechazo u odio, generando energías negativas, esto descontrola la labor que se desea ejecutar, causando estés.

Cuando se trabaja y se llega a pensar en alguna amenaza, como por ejemplo si no lo hago bien sacare mala nota, se altera el sistema parasimpático y se siente malestar, como una molestia en el estómago. Si se repite constantemente este tipo de pensamientos negativos, las consecuencias pueden ser graves reflejándose en un cansancio o agotamiento, retraimiento o depresión.
Si el pensamiento negativo es de odio o rechazo hacia uno mismo, como no sirvo para nada no hago nada bien, el sistema simpático recibe el mensaje, y se dispara una sobrecarga de energía reflejando la ansiedad y tensión, entre otros. A la larga, en los dos casos aparecen males psicosomáticos y debilitamiento del sistema inmunológico que genera otras enfermedades.

Una mente positiva
Como se puede observar, el estrés se dispara a partir de unos pensamientos negativos hacia lo que se esta haciendo o hacia la misma persona. A veces los comentario negativos hacia otras personas, las burlas y la presión social de lo que se espera de un individuo, puede generar estrés. Los pensamientos negativos pueden dominar a la persona de forma inconsciente y convertirse en hábitos. Cómo se reacciona, siente y piensa, son conductas reguladas por costumbres inconscientes. Por eso es importante cambiar los hábitos inconscientes y negativos por otros conscientes y saludables. Un pensamiento positivo ayuda a generar energías positivas.

Para disminuir las situaciones que causan estrés, es recomendable:
• Evitar la competencia, si ésta causa desajustes emocionales o preocupaciones morales.
• Evitar el consumismo exagerado de objetos.
• Realizar técnicas de relajación.
• Respira bien, esto significa respirar desde el abdomen y no del pecho.
• Si ya se esta en una situación de estrés se recomienda:
• Hidratarse tomando suficiente líquido.
• Caminar, hacer ejercicios, gritar, respirar profundo.
• Imaginar situaciones agradables, positivas, tranquilizantes.
Cuando el estrés es muy fuerte y la persona cae en estados de angustia y depresión, siente una serie de malestares, sus sistemas químico, fisiológico, inmunológico, psicológico y sexual, se ven muy afectados.

Recomendación: El estrés puede llevar a la depresión, para salir de la depresión es imprescindible aumentar la autoestima.

 
 
s