El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Autotransplante abre puertas a personas con Diabetes tipo 1


La diabetes, es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de niveles de azúcar en la sangre superiores a los normales, debido a que el organismo no produce insulina, una hormona producida por el páncreas que regula los niveles de azúcar en la sangre. El abuso de grasas y carbohidratos hace subir rápidamente de peso, aumenta la acumulación de grasas en el cuerpo y puede originar diabetes y graves problemas cardiovasculares. En los diabéticos, las grasas de origen animal producen el colesterol malo, el cual se adhiere a las paredes interiores de las arterias, elevando el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Existen dos tipos de diabetes:
La diabetes tipo I: que aparece en los niños o jóvenes menores de 30 años. Sus síntomas son: excesiva secreción de orina cargada de glucosa, mucha sed, cansancio y mucho apetito pero con adelgazamiento progresivo.

La diabetes tipo II: que aparece en personas mayores de 40 años, en los cuales, los síntomas son más benignos.
Consecuencias de esta enfermedad:
• Una elevada cantidad de azúcar en la sangre, puede causar lesiones graves en la vista.
• Las heridas tardan mucho para sanar y de no tomarse las medidas preventivas, puede gangrenarse la parte afectada y en algunos casos se tiene que mutilar esa parte del cuerpo.
• Puede producir daños en los nervios y los riñones.
La diabetes es una enfermedad que se puede controlar, para ello la persona debe consumir ciertos alimentos, manteniendo una dieta adecuada, un programa de ejercicios moderados y un control del peso corporal ayuda. En casos severos es necesario la aplicación de insulina o medicamentos indicados por el especialista. También es necesario realizarse pruebas y análisis en forma periódica para determinar los niveles de glucosa en la sangre. Para ello se hacen pruebas de sangre y de orina.

Autotransplante abre puertas de esperanza a personas con Diabetes tipo 1

Por Joe Cardozo

El auto transplante de células madre arroja resultados exitosos liberando de las inyecciones de insulina a 20 de los 23 jóvenes con Diabetes tipo 1 que participaron en el estudio.

Científicos de la Universidad Northwestern de Chicago y de la Universidad de Sao Paulo en Brasil realizaron un estudio en el que pudieron demostrar que un trasplante de células madre adultas o hematopoyéticas obtenidas de la médula ósea del propio paciente (auto transplante) es capaz de mantener niveles normales de glucosa en sangre por varios años en personas con Diabetes tipo 1, sin que necesiten inyectarse insulina, según fue publicado en un articulo de la revista de la Asociación Médica Americana JAMA (The Journal of the American Medical Association).

¿Cómo se realizó el estudio?

Aunque el estudio fue pequeño, los resultados abrieron muchas puertas de esperanza para una posible cura científica o tratamientos más efectivos para las personas con Diabetes tipo 1. El estudio fue realizado en Brasil desde el año 2004 al 2008, donde participaron 23 jóvenes con Diabetes tipo 1, de entre 13 a 31 años de edad. 20 de los participantes aún continúan sin necesidad de inyecciones de insulina, ni tratamiento inmunosupresor ni de ningún tipo de medicinas.

El estudio consistió en extraer células madre circulantes de la sangre de los propios pacientes y congelarlas, luego medicaron a los pacientes para frenar la actividad equivocada de sus sistemas inmunes y posteriormente infundieron las células madre a cada uno de ellos, demostrando el éxito del procedimiento al liberar de las inyecciones de insulina y cualquier otro tipo de tratamiento a 20 de los 23 jóvenes con Diabetes tipo 1 que participaron en la prueba.

La Diabetes tipo 1 es una enfermedad crónica que ocurre cuando las células del sistema inmunológico destruyen a las células beta (productoras de insulina) y el organismo no es capaz de metabolizar la glucosa y ésta se eleva a niveles por encima del rango normal. Se calcula que el 10% de las personas con Diabetes tienen Diabetes tipo 1 y estos necesitan inyectarse insulina diariamente para poder vivir, por eso se la conoce también como Diabetes insulino dependiente y generalmente este tipo de Diabetes aparece en niños y jóvenes.

El jefe del equipo de investigación y creador del estudio, Dr. Richard Bureau de la la Universidad Northwestern de Chicago compara al sistema inmunológico con la policía del organismo, ya que su labor es proteger a los ciudadanos honestos y defenderlos de posibles enemigos que los ataquen, y agrega: “Nosotros suspendimos y expulsamos a todos los integrantes de los cuerpos policiales (células del sistema inmunológico) y los sustituimos por un grupo de oficiales y policías recién graduados de la academia para que realicen el trabajo que deben realizar, es decir no atacar a los ciudadanos buenos y honrados (células beta).

En Diabetesaldia.com celebramos los resultados de este nuevo y esperanzador avance científico que abre muchas puertas d esperanza a millones de personas con Diabetes tipo 1 e insistimos en la vital importancia que tiene estar bien educados e informados en materia de Diabetes para poder lograr un óptimo control de nuestros niveles de glicemia, de modo que mientras todos estos estudios científicos avanzan con éxito, nos podamos mantener saludables, productivos y libres de complicaciones crónicas.



- Exfoliación con café, luego de beber una exquisita taza de café pasado juntar las granos, es decir los restos de café. Con ellos se exfolia el cuerpo. Se debe mezclar los gránulos de café con un poco de crema corporal, loción o aceite esencial. Batir hasta que el producto quede seco, inmediatamente aplicarlo sobre el cuerpo, en especial en las regiones ásperas o donde halla celulitis.

- Beber una piña colada y relaja tus pies, prepara en casa este trago para ello se necesita mezclar tres onzas de crema de coco, tres medidas de ron blanco, y tres medidas de piña. Licuar los ingredientes. Dependiendo el gusto, adjuntar hielo, luego de la preparación o durante el proceso del licuado; asimismo, añadir un poco de azúcar o más zumo de piña.
Mientras se va disfrutando de esta deliciosa bebida, con el jugo de piña sobrante se puede relajar los pies, suavizando las regiones duras y ásperas.
Para lograrlo, se debe verter en un recipiente de regular dimensión dos tazas de agua caliente, dos tazas de jugo de piña y un poco de loción o crema de coco.
Remover la mezcla y luego introducir los pies. Las enzimas de la piña suavizarán los callos.
Este procedimiento debe seguirse durante diez minutos. Finalmente, enjuagar con agua.

 
 
s